Todo tiene un origen

Los primeros inicios del Circo Raluy

London Bar, c/Nou de la Rambla (Barcelona). Aquí empezó todo. El padre de Carlos Raluy, Lluis Raluy Iglesias, de familia humilde, vive en Sant Adrià del Besòs y trabaja en la fábrica. El trabajo le hace llevar una vida austera, rutinaria, nada próspera; pero lo combina con su afición: él es gimnasta, atleta. Y entre el oficio y la afición siempre encuentra espacio para el circo, su gran pasión. Una pasión que ve y disfruta, tan solo, cuando algún circo visita Sant Adrià del Besòs.

Cuando eso sucede, él, que no puede pagarse la entrada, siempre encuentra la manera de colarse. Salta la valla o busca cualquier rendija o excusa para poder entrar y ver el mundo del circo por dentro.

A él le fascina el circo. Es su sueño. Uno de aquellos sueños con los que puedes vivir toda la vida.

Le han dicho que los artista del circo se dan cita en el London Bar, así que él se deja caer por allí. Le gusta estar cerca de los artistas, escucharlos hablar de sus vidas nómadas de circo, sus habilidades, sus experiencias… Así se siente un poco más cerca de su sueño.

Un día en el London Bar, los acróbatas del cuarteto Keystone comentan que uno de los cuatro componentes abandona la formación. No podrán actuar con solo tres acróbatas. El dueño del London Bar les comenta que Raluy podría ser el componente perfecto para completar el cuarteto. Los Keystone van a buscarlo a su casa para hacerle la propuesta.

Lluis Raluy ya es artista de circo. Haciendo de acróbata con los Keystone se especializa en las barras fijas y rueda por el mundo con los mejores circos. Audaz, inquieto, innovador, crea atracciones como el hombre bala y el increíble salto mortal con automóvil. Es un hombre de circo que vive y disfruta de ese mundo de lleno entre el 1930 y 1960. Recorre el mundo acompañado de su esposa, la igualadina Marina Tomas y sus 4 hijos: Lluis, Carlos, Eduardo y Francis. Nace la segunda generación Raluy.

Carlos Raluy crea el circo a la antigua

Nace  el Circo Museu Raluy

En el año 1973 la familia Raluy ya tiene su propio circo. El padre de la familia, ayudado por sus hijos, emprende una exitosa gira por España y Portugal con el circo Ringland. Pero la colección de carruajes de época que han ido adquiriendo pide ser mostrada al público. Carlos Raluy, el segundo de los hermanos, reúne a la familia y les propone la idea de crear un circo a la antigua. Es la oportunidad de dar un salto y dotar de nueva vida a todos aquellos maravillosos carruajes guardados. Nace el primer Circo Museo Raluy. La idea de Carlos, intrépida, visionaria y, sobretodo, ilusionante pronto se convierte en una realidad.

El Circo Raluy inicia una fructífera etapa de giras constantes y reconocimientos públicos de las instituciones, junto con el favor del público. El Circo Museo Raluy se convierte, así, en un icono clave del circo europeo. Un circo de su tiempo que mira hacia delante abrazando la estética y la épica de los tiempos pasados.

Los detalles cuidados, los carruajes impecables y el tono adecuado que aporta Carlos Raluy serán referentes de este modelo de circo. Una fantástica cúpula pintada preside el ”cielo” de la carpa. Inspirada en pinturas de la Capilla Sixtina, ya forman parte del imaginario mundo Raluy. La cúpula exterior – única! – tiene forma de sombrero chino en homenaje a Melita, la esposa de Carlos. El órgano, una pieza con más de 100 años de historia que da la bienvenida al mundo Raluy en cada una de las funciones. Un hotel dentro del circo para que el público, viajeros, turistas y amantes de la magia del circo puedan vivir, desde dentro, una experiencia singular. Una idea única en el mundo: vivir en un hotel dentro del circo.

Y, finalmente, la última de les novedades: la creación de un “palco real” dentro de la carpa.  Unas localidades exclusivas y, al mismo tiempo, al alcance de todo el mundo desde donde disfrutar de una perspectiva privilegiada del encanto de la carpa y del Circo Histórico Raluy.

Nace el Circo Histórico Raluy

La primavera de 2016 el circo de Carlos pasa a denominarse Circo Histórico Raluy y, junto a él, estarán su esposa Melita Chy, su hija Rosa Raluy y su pareja William Giribaldi con las hijas de ambos: Kimberley y Jillian (la quarta generación Raluy). También se integran en el proyecto su hermano Francis Raluy y su sobrino Sandro Raluy. Todos juntos son un gran equipo que sigue el trabajo tranquilo y bien hecho de tantos años, basado en la calidad, la personalidad y la singularidad del circo de época y dedicado a conseguir que la estancia del público sea una experiencia en todos los sentidos.

El verano de 2016, el circo hace gira en la Isla de la Reunión. En octubre da comienzo su gira por Catalunya con el estilo de siempre pero con muchas novedades y el afán por hacer del Circo Histórico Raluy un espacio envolvente y cálido, lleno de emociones que se perciban desde todos los rincones del circo.