hermanas giribaldi raluy

Las hermanas Giribaldi Raluy, una vida de película en el circo familiar

Las hermanas Giribaldi Raluy, hijas de William Giribaldi y Rosa Raluy, son la cuarta generación Raluy dedicada, en corazón y alma al mundo del circo. Y es que, cuando naces y creces en un circo, es difícil desligarse de él.

A Kimberley y Jillian les han hecho numerosas entrevistas en varios medios de comunicación. Sobre todo cuando empezaron a actuar en los espectáculos del circo. A continuación os desvelamos parte de su historia y día a día en el Circ Històric Raluy.

 

Una vida sobre ruedas

hermanas giribaldi raluy

La vida de circo es sinónimo de una vida sobre ruedas. En el sentido literal. Uno de los símbolos más emblemáticos del mundo circense son las caravanas donde viven sus artistas y trabajadores. En el caso del Circ Històric Raluy son carruajes centenarios.

Por muy increíble que pueda parecer, para Jillian y Kimberley, vivir en estos carruajes es lo más normal del mundo. De hecho, lo que para ellas sería extraño es vivir en una casa ‘normal’. A los 11 y 13 años respectivamente, las hermanas Giribaldi Raluy ya tenían su propia caravana. A pesar de que los padres se lo habían prometido para cuando cumplieran los 16, les regalaron una después de su debut.

 

La etapa escolar cuando vives en un circo

Debido al cambio continuo de poblaciones, las hermanas Giribaldi Raluy debían cambiar constantemente de centro de enseñanza en un mismo curso escolar. Y es que, para poder estudiar en el circo, debe haber un mínimo de 5 niños en él.

A pesar de que desde muy pequeñas han tenido claro que su futuro es el circo, nunca dejaron de lado los estudios. Los combinaban con su carrera que se empezaba a iniciar en el entonces Circo Raluy. De hecho, ya que hacían su aparición en la segunda parte del espectáculo, ¡Kimberley y Jillian hacían los deberes durante la primera parte del show!

 

El circo, su pasión

germanes Giribaldi Raluy al circ

Las hermanas Giribaldi Raluy no ocultan su pasión por el circo, y en especial por el Circ Històric Raluy. Poca gente puede decir que pertenece a una familia circense con circo propio desde hace 100 años. Por ello, Jillian y Kimberley quieren continuar con el legado familiar.

Como hemos dicho anteriormente, no se imaginan viviendo en una casa ‘normal’. Ven su futuro viviendo en caravanas, cambiando de pueblo a menudo y sintiendo el cosquilleo previo a cada actuación. De hecho, no descartan la idea de ser directoras del Circ Històric Raluy, que regenta su abuelo, Carlos Raluy, en la actualidad.

 

Kimberley y Jillian Giribaldi Raluy han tenido -y tienen- una vida muy diferente a la de la mayoría de personas. A algunos les parece imposible, pero para ellas es única e inigualable. No cambiarían su vida de circo por nada en el mundo. Para las hermanas Giribaldi Raluy, nunca se bajará el telón.

 

¿Quieres vivir como Kimberley y Jillian por unos días? Echa un vistazo al hotel del Circ Històric Raluy y reserva. ¡Te esperamos!