actividad perfecta para niños

El circo alimenta la creatividad de los más pequeños, lo que la convierte en una actividad perfecta para niño

Atrás dejamos el verano y, con él, empiezan a acortarse lo días y a aparecer las tardes nubladas. Mientras que en los meses más calurosos es fácil tener a los más pequeños distraídos, cuando el frío acecha, hacerles pasar una tarde de ocio se complica.

Las tardes de piscina, playa y juegos al aire libre se deben sustituir por tardes y fines de semana encerrados en casa. Pero esto es algo que no gusta a ningún niño. Ellos se impacientan y desesperan; los padres y madres, también.

 

El espectáculo es la solución perfecta para que los más pequeños se distraigan a la vez que se acercan al arte y cultura


Ante esta situación, muchos adultos se preguntan qué hacer una tarde con niños. Pues bien, desde el Circ Històric Raluy traemos una respuesta a esta pregunta. El espectáculo es la solución para que los más pequeños puedan estar distraídos conociendo arte y cultura, a la vez que aprenden y descubren un nuevo mundo.



El circo alimenta la creatividad de los niños

actividad con ninosComo con todo, hay niños y niñas más creativos que otros. Más imaginativos. Un espectáculo de circo, con todos sus personajes y su magia característica, da a conocer un mundo que muchos no imaginan. Las distintas habilidades de acróbatas, contorsionistas, malabaristas, el hombre forzudo… Abren un mundo a todos estos niños y niñas que seguramente les era desconocido, abriendo a la vez su mente.

Pero es importante que sepan que todo lo que consiguen hacer los artistas circenses no se aprende de la noche a la mañana. Con el circo se aprende el valor del esfuerzo y el sacrificio por conseguir aquello que te propones. Las hermanas Giribaldi Raluy, por ejemplo, han tenido que trabajar muy duro desde pequeñas. Solo así han conseguido ser la única pareja femenina del mundo en hacer un número de Icarios.

Quincy Azzario también tuvo que dedicar mucho esfuerzo hasta ganar el Clown de Plata a mejor contorsionista en el Festival de Circo de Mónaco. Y, Arthur Robin, nuestro hombre forzudo, no tendría esos músculos sin horas de entrenamiento. O los malabares cuerpo a cuerpo de Zoltan & Gergley, unos ejercicios imposibles de hacer sin haber pasado horas entrenando.

De este modo, el circo se convierte en una actividad con niños perfecta para mantenerlos distraídos. Pero que también es una oportunidad para empezar a abrirles las puertas al mundo del arte y la cultura de una manera distinta y divertida. Al mismo tiempo que descubren la importancia del esfuerzo, la constancia y el hecho de trabajar duro.

 

¿Quereis conocer el nuevo espectáculo FORTIUS de Circ Històric RaluyConsultad nuestra gira y disfrutad de una experiencia inolvidable